The Beatles toman LSD en Los Angeles con The Byrds y Peter Fonda

Tengo una idea de lo que pasó de lo que pasó la primera vez que tomé LSD, pero la idea ahora es tan grande como reaI Así que cogí otra vez la droga y pensé “Jesús, me acuerdo!” mientras intentaba tocar la guitarra y luego me metí en la piscina pensando que el agua era muy agradable.
George Harrison

Entre los muchos visitantes de ese día estaban Eleanor Bron, que apareció con The Beatles en la película Help!, Roger McGuinn y David Crosby de The Byrds, y el periodista del Daily Mirror Don Short.

Among the visitors on this day were Eleanor Bron, whom had appeared with The Beatles in Help!, Roger McGuinn and David Crosby of The Byrds, and Daily Mirror newspaper journalist Don Short.

Roger McGuinn recordaba que “había chicas en las puertas, protegidas por la policía. Entramos y David, John Lennon y yo tomamos LSD para conocernos mejor. Había un gran cuarto de baño en la casa y nosotros estábamos sentados en el borde de la ducha pasándonos la guitarra, tocando nuestras canciones favoritas. John y yo coincidimos en Be Bop a Lulla, nuestro clásico favorito de los 50. Le enseñé a George Harrison algunos sonidos de Ravi Shankar y dijo que nunca había escuchado música india”

La música india y el LSD fueron influencias claves en la transformación de la música de The Beatles entre 1965 y 1968. La droga, concretamente, jugó un papel muy importante en los experimentos en el estudio para los discos Revolver y Sgt. Pepper.

Ese día, el encuentro más importante fue con el actor Peter Fonda, que trató de reconfortar a George. El guitarrista estaba teniendo una mala experiencia con el LSD y pensó que estaba muriéndose.

Peter Fonda explicó más tarde que “le dije que no tenía nada de lo que preocuparse y que lo que tenia que hacer era relajarse. Le dije que sabía que era sentirse así, pues yo me disparé en el estómago a los diez años por accidente y mi corazón se paró tres veces mientras estaba en la mesa de operaciones porque perdí mucha sangre. John me miró y dijo “me estás haciendo sentir como si nunca hubiera nacido. ¿Quién te ha metido toda esa mierda en la cabeza”?”

Los Beatles no conocían la necesidad de tomar ácido en un entorno seguro. Esa vez estaban jugando con el agua, descubriendo que las experiencias de John y George en Londres fueron auténticas, y no conocían los peligros del LSD.

Según George, él y John habían decidido que los otros Beatles también deberían probar el LSD, que habían tomado por primera vez en Londres entre marzo y julio del 65. De hecho, él mismo decía que “John y yo habíamos decidido que Paul y Ringo tenían que probar el acido, porque no podíamos contarles la experiencia de otra forma mejor. No era solo a un nivel- no podíamos contarle solo lo que pasaba a cualquier nivel, por el ácido nos había cambiado para siempre. Era una experiencia indescriptible: era algo que tenían que vivir. Era demasiado importante para John y para mi. Así que el plan fue que cuando llegáramos a Hollywood, en nuestro día de descanso tomaríamos ácido. Conseguimos un poco en Nueva York, estaba metido en terrones de azúcar y nos los llevamos camino de Los Angeles. Paul no lo probó, no quiso. Ringo y Neil la tomaron, mientras Mal estaba allí cuidando de nosotros y de todo. Dave Crosby y Jim McGuinn de The Byrds también vinieron a la casa, y no sé cómo, pero Peter Fonda también. Seguía diciendo, “sé cómo es estar muerto porque me disparé a mi mismo”. Se disparó accidentalmente alguna vez y nos estaba enseñando su herida. No fue divertido”

Aunque Paul no quiso participar, Ringo sí lo hizo entusiasmado, como cuenta él mismo: “lo tomé todo. John y George no me dieron LSD. Un par de chicos vinieron a visitarnos en LA y me dijeron que tenía que probarlo. Tenían una botella con un agujero y echaron varios terrones de azúcar dentro y nos lo dieron. Fue mi primer viaje. Fue con John, George, Neil y Mal. Neil tenía que morir con Don Short mientras yo estaba nadando en una piscina de gelatina. Fue un día genial. La noche no tanto, porque me sentí morir. 12 horas más tarde era como “Dios, danos un respiro”

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *