Rickenbacker y The Beatles (I)

Rickenbacker y The Beatles ILas guitarras de los Beatles eran parte importante de su éxito. Aparte de su estilo propio, su simpatía y su frescura, los Beatles tenían un estilo muy particular de tocar, y en su sonido, las guitarras influyeron muchísimo desde sus inicios.

Una de las marcas más usadas por los Beatles a lo largo de toda su historia fue Rickenbacker, marca alemana con un sonido único.

Los Beatles fueron a Hamburgo en agosto de 1960 por primera vez y John había visto al guitarrista Jean “Toots” Thielemans, tocando una Rickenbacker 325 en 1959 y de inmediato se sintió atraído por la guitarra. Un día, John y George fueron a Steinway’s, en Hamburgo, donde George compró un amplificador Gibson y John compró la “guitarra de sus sueños”, una Rickenbacker Capri 325 en acabado natural, que utilizó entre 1960 y 1964. A lo largo de estos años, John modificó la guitarra varias veces.

La primera modificación que se hizo fue cambiar los botones de control de la guitarra por tipo Hofner. Tras regresar a Liverpool cambió el vibrato por uno Kauffman Vibrola y compró un Bigsby, cambiando también el puente del mismo. Pero el puente del Bigsby era algo grande para el cuerpo de la Rickenbacker 325. Tal vez el golpeador impedía la colocación correcta. Fotos de la guitarra de la época revelan que la 6 ª cuerda no estaba alineada y que estaba fuera del diapasón.

También parece que la pastilla intermedia estaba desconectada. Una razón plausible para el cableado alterado podría haber sido el intento de lograr una mayor diferencia de tono entre las diferentes posiciones del cambio de la pastilla. La mayor parte de las fotos de John tocando esta guitarra revelan que el interruptor siempre estaba en la posición media. La posición arriba o hacia abajo resultaría en un cambio más distinto en características tonales.

Hay pocos temas que atraigan más la atención de los fans que las guitarras de los Fab Four, y las de John en especial. Su uso de la 325 y su eventual cambio de color a negro ha generado mucho debate.

Hay fotos de John con la guitarra con su acabado natural ensayando en el Cavern en octubre de 1962 La primera foto de Lennon con la 325 con acabado negro se hizo el 31 de diciembre de 1962, en su última actuación en el Star Club de Hamburgo , Alemania.

Otra posible razón para la renovación del acabado es para que fuese a juego con la Gretsch Duo Jet negra usada por George.

El segundo Beatle en usar Rickenbacker fue George. En septiembre de 1963 se compró un modelo jetglo 425, mientras visitaba a su hermana Louise, en Benton, Illinois.

Esta guitarra nunca fue su favorita. La usó durante poco tiempo. Se le puede ver usando la guitarra en “Ready Steady Go”, un programa de televisión emitido el 4 de octubre 1963 (ver aquí).

George Harrison, contó la historia en la radio en 1988:

 “Cuando los Beatles fueron a Hamburgo la primera vez fuimos a la tienda Steinway’s y me compré un amplificador Gibson y John compró esa pequeña Rickenbacker que, ya sabes, se hizo muy popular gracias a los conciertos de los Beatles. Creo que había un chico, Jean Thielemans, que solía tocar la guitarra con “The George Shearing Quintet”, y tenía una de esas Rickenbacker.

 Más tarde, cuando fuimos a América, creo que por el Show de Ed Sullivan en febrero de 1964, hubo una demostración de Rickenbacker en el hotel, pero yo estaba enfermo en ese momento, no fui, pero creo que Rickenbacker me la dio personalmente. En realidad la uso en mi nuevo álbum, Cloud Nine, en una canción llamada “Fish On The Sand “.

Bueno, en la época de Liverpool cualquier buena guitarra americana era sensacional para nosotros, sólo teníamos guitarras de mala muerte. Pero era una gran guitarra y cuando la pedimos tuvimos que esperar seis meses, no conocían la marca en Liverpool, pero John necesitaba una y le gustó su aspecto. 

En 1964 cuando recibí esa guitarra en el Hotel Plaza de Nueva York para tocar en el show de Ed Sullivan, me gustó la guitarra porque sabías exactamente qué botón era cada uno. Algunas veces te pasabas mucho tiempo girando botones sin saber bien qué hacías. Así que empecé a usarla entonces y en la sesión de grabación posterior al primer viaje de los Beatles a los EE.UU, probablemente A hard days night.

Pero no creo la parte electrónica sea muy buena. No sé si han mejorado, es probable que sí, pero tienen como un montón de botones, creo que cuatro y una pequeña pastilla que nunca parece servir para nada. Todo lo que alguna vez parecía hacer es proporcionar un sonido brillante, que es el que yo uso. 

La de doce cuerdas era fácil de usar mientras estaba afinada, pero eso era complicado, afinarla. Pero, el mástil era muy cómodo. De hecho, tras no haber tocado durante años, me sorprendió que el mástil es tan estrecho que hay que tener mucho cuidado al sujetar las cuerdas ahí abajo porque, ya sabes, la primera y sexta pueden resbalar si presionas en ángulo. Pero mejor de lo que recuerdo. Yo solía tocarla en conciertos durante años y nunca me dio ningún problema.”

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *