#personasbeatles: Jimmie Nicol, sustituto de Ringo Starr

Foto:reddit.com

Foto:reddit.com

En junio de 1964, la Beatlemanía estaba en su apogeo, ya que la banda se preparaba para su primera gira por Dinamarca, los Países Bajos, Hong Kong, Australia y Nueva Zelanda. Pero el 3 de junio, el día antes de que los Beatles salieran, Ringo Starr fue hospitalizado con amigdalitis. Con todo reservado y miles de entradas vendidas, Brian Epstein sabía que la cancelación de la gira habría sido un desastre.

La pelea comenzó a la hora de encontrar un sustituto para Ringo. Epstein tuvo que convencer a los otros tres para que aceptaran sustituto.

John Lennon y Paul McCartney estuvieron de acuerdo, pero George Harrison se opuso a la idea.

“Casi no hacen la gira de Australia”, dijo George Martin en Anthology. “George es una persona muy leal, y él dijo, ‘Si Ringo no viene con nosotros, no somos los Beatles. No veo por qué hacerlo, y yo no voy a hacerlo. “Entre Brian y yo lo convencimos de que si no lo hacía, dejaría a todos tirados” 

Jimmie Nicol era un batería de 24 años de edad de Londres cuyo trabajo de estudio había impresionado a Epstein. Paul también conocía a Jimmie Nicol, había visto su actuación con Georgie Fame y los Blue Flames.

Después de una audición de seis canciones, Jimmie Nicol fue contratado. Se cortó el pelo a lo Beatle e hizo las maletas para volar a Dinamarca al día siguiente. En el hospital, Ringo recordaba que él había reemplazado a Pete Best como baterista de los Beatles, dos años antes. “Fue muy extraño, se van sin mí”, dijo Ringo “Habían contratado a Jimmie Nicol y pensé que ya no me querían. Todo eso pasó por mi cabeza”

Jimmie Nicol se convirtió en un Beatle en toda regla durante 13 días, participando en conferencias de prensa y disfrutando de la fama. Tocó en ocho conciertos y grabó un programa de televisión como batería de los Beatles. “El día antes de ser un Beatle, ninguna chica me miraba”, dijo Nicol después. “El día después, cuando estaba en la parte trasera de una limusina con John Lennon y Paul McCartney, se morían por mi”

Dieron el alta a Ringo y se reincorporó a la banda en Melbourne, donde tocó el 14 de junio. Al día siguiente, Jimmie Nicol hizo su última entrevista en la televisión como Beatle y se marchó al aeropuerto para volver a casa solo. Antes de irse, Epstein le regaló un reloj de oro con la inscripción, “de los Beatles y Brian Epstein para Jimmie, con reconocimiento y gratitud.”

Según Jim Berkenstadt, escritor, Nicol “socialmente y musicalmente encajaba muy bien. En los conciertos en los Países Bajos y Dinamarca estaba un poco nervioso y sólo trató de seguir los compases. John Lennon se daba la vuelta con frecuencia y le mostraba su rasgueo de dos y cuatro tiempos para que Jimmie pudiese seguir el ritmo, ya que los gritos de las fans eran muy fuertes. Eso era algo que siempre había hecho con Ringo también.

Mientras llegaban a Hong Kong y luego a Adelaide, Australia, Jimmie comenzó a añadir sus propios adornos. Cuando la canción terminaba y John, Paul y George se inclinaban, Jimmie continuaba tocando un solo de batería. Eso nunca habría sucedido con Ringo. Ringo acababa exactamente al mismo tiempo y se inclinaba al mismo tiempo. Pero ahora Jimmie estaba empezando a sentirse cómodo y utilizar su propio estilo “.

Berkenstadt afirmó que “la primera gran decepción para Jimmie fue que sus dos primeras bandas tras los Beatles no vendieron nada a pesar de algunas apariciones en radio y televisión. La música era una fusión de rock y jazz, y creo que la gente quería escuchar la música de rock al estilo británico. Se había gastado todo su dinero en estas bandas. Cayó en bancarrota, su esposa y él se divorciaron, se alejó de su hijo y estaba viviendo en el sótano de su madre”.

Tras enterarse de su situación, Paul pidió a Peter y Gordon que lo contrataran como batería, y, aunque éstos le dieron algunos conciertos, Nicol se quedó en paro pronto. Cuando The Spotnicks, un grupo instrumental de Suecia, le ofrecieron un concierto en 1965, Nicol rápidamente aceptó.

Nicol aparecería en 1984 cuando accedió a participar en una convención de fans de los Beatles en Amsterdam.

“Jimmie sintió que pudo haber tenido la oportunidad de sustituir a Ringo. Sentía que Brian Epstein y los de alguna manera no querían que fuese un Beatle. Decía que ser un Beatle era a la vez una maldición y una bendición. Por un lado, hizo que un montón de gente lo conociera, pero por otro lado, creía Brian Epstein le había puesto en una lista negra”.

Durante un paseo por la tarde con su perro en 1967, Paul recordó que cada vez que la banda preguntaba Nicol cómo llevaba las giras, Nicol respondía “va mejor.” Paul y John convirtieron la frase en la canción ‘Getting Better’ publicada en el disco de Sgt.Pepper Lonely Heart Club´s Band.

Related Post

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *