#personasbeatles: Astrid Kirchherr (II)

astrid kirchherrSi quieres leer la primera parte de este artículo, pincha aquí

Con Stuart Sutcliffe

Rápidamente después de conocer a The Beatles, Astrid y Stuart se enamoraron profundamente y comenzaron una reunión. Astrid contaba más tarde que “fue muy duro para todos. A Klaus le gustaba mucho Stuart, y a Stuart le preocupaba mucho enamorarse y hacer daño a Klaus.”

En noviembre de 1960 se prometieron, y al mes siguiente George fue deportado por ser menor de edad, y el resto del grupo volvió a casa.

Para entonces, Stuart ya había dejado la banda para continuar con sus estudios de Arte en Hamburgo, aunque siguieron muy en contacto. En febrero de 1961 Astrid le dejó dinero para volver a Liverpool en verano a ver a su familia y a sus amigos.

Los dolores de cabeza e idas de consciencia de Stuart hicieron que la madre de Astrid concertara una cita para una revisión con los médicos alemanes, ya que durante su estancia en Hamburgo su salud empeoró considerablemente. El 10 de abril de 1962 tuvieron que llevarlo de urgencia en ambulancia al hospital, pero murió antes de llegar.

Astrid contaba que “murió en mis brazos en el camino. No puedo decir que no me lo esperase, pero la rapidez…la pérdida la llevé bien, y todos los que lo conocían, porque era un genio con una gran mente y mucho talento como artista. Si hubiese vivido, habría sido un incomprendido.”

Tres días después recogió a los Beatles en el aeropuerto de Hamburgo y les dijo que Stuart había muerto. Cayó en una depresión durante los meses siguientes, y fue consolada por John que le dijo: “vamos, libera tu mente, vive o muere. Deja de estar sentada en casa, eso no te devolverá a Stu”

Después de los Beatles

En 1964, Astrid Kirchherr se hizo fotógrafa freelance. Con su colega Max Scheler hizo una serie de fotos behind-the-scenes de los Beatles durante la grabación de A Hard Day´s Night, para la revista alemana Stern. También hizo la portada del primer disco en solitario de George, Wonderwall Music, en 1968. Para ella fue complicado, porque todas las revistas y periódicas quería que fotografiase a los Beatles, o bien quería sus fotos antiguas, aunque estuvieran pasadas de moda. No querían su trabajo más reciente.

Trabajó como consultora y asesora en Backbeat, la película de 1994 que recogía la estancia de The Beatles en Hamburgo y su relación con Stuart. Astrid quedó impresionada con Stephen Dorff, que hacía de Stuart en la película.

Astrid Kirchherr publicó una serie de fotografía y su trabajo se exhibió en Hamburgo, Liverpool, Bremen, London, New York City, Washington DC, Tokio, Viena, y en Rock ‘n’ Roll Hall of Fame.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *