Paul McCartney y George Harrison visitan en el estudio a The Byrds

El día después de que The Beatles terminasen su tour norteamericano de 1965 y antes de volver a Inglaterra, Paul y George visitaron a The Byrds en el estudio de grabación.

The Byrds estaban en el Estudio Columbia, en el 6121 de Sunset Boulevard, en Los Angeles, donde estaban trabajando en una versión del clásico de Bob Dylan The Times Are a-Changin´. Los dos beatles habían sido invitados por Derek Taylor, que ya había trabajado antes para el grupo y para Brian Epstein, y que ahora era el jefe de prensa de The Byrds.

George Harrison fue el primero en llegar. Entró a la sala de control del estudio y saludó al productor Terry Melcher, y luego a la banda a través de la ventana. La presencia de un beatle no puso nerviosos a The Byrds, que hicieron la versión de Dylan bastante bien.

Durante un descanso de la sesión, Paul llegó en una limusina negra, perseguido de docenas de coches. Entró esquivando a las fans, y se unió a George en la sala de control del estudio.

La sesión se paró y los dos grupos empezaron a hablar. No obstante, mientras ellos estaban allí tranquilamente, la esposa de Derek Taylor le llamó diciéndole que el FBI había llamado a su casa y estaban preguntando sobre drogas.

Antes, ese año, durante un vuelo transatlántico a Estados Unidos, el miembro de The Byrds, Roger McGuinn, había metido marihuana en un paquete de tabaco y lo había dejado en el asiento de Taylor en el avión. 

Joan Taylor informó a su marido de que el FBI iba hacia el estudio, así que había que hacer algo rápido. Para evitar problemas tanto a The Beatles como a The Byrds, Taylor se las apañó para que el FBI lo acompañara a un bar cercano.

No mucho después, con el pretexto de ir al baño, Taylor volvió al estudio para decirles a los músicos que se fueran ya y que eliminasen cualquier rastro de drogas de sus casa. Paul y George se escabulleron por una puerta de servicio y fueron con The Byrds a Benedict Canyon antes de volar de vuelta a Londres, se supone, que sin drogas en su equipaje.

 

Related Post

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *