Fallece Brian Epstein

Fallece Brian Epstein

Domingo, 27 de agosto de 1967

La noche del 25 de agosto de 1967 el manager de The Beatles, Brian Epstein, volvía de su retiro campestre en Sussex. Durante el día siguiente no salió de su habitación, y durante la mañana del domingo, las personas de servicio se preocuparon porque no apareció desde que llegó a su casa.

Brian Epstein había invitado a su asistentes, Joanne Newfield y Peter Brown, a pasar unos días con él en su casa de Sussex. También invitó a Geoffrey Ellis, jefe ejecutivo de NEMS, mientras los Beatles estaban con el Maharishi en Bangor, al norte de Escocia.

Brian pidió a Newfield que invitase a su amiga, la cantante escocesa Lulú, pero tanto Joanne como Lulú tenían compromisos y no pudieron aceptar la invitación de Brian Epstein. No obstante, se marchó hacia Sussex, donde se reuniría con Ellis y su asistente Peter Brown, el mediodía del 25 de agosto de 1967.

Esperaba ver a un hombre joven que no apareció, y esto hizo que Brian se sintiese decepcionado ante la idea de pasar el fin de semana con dos personas que solía ver, y, durante la cena de ese día en la que bebió bastante, decidió volver a Londres en un Bentley convertible.

Poco después de su marcha, un taxi llegó a la casa de Sussex con las 4 personas a las que Epstein había invitado, y, aunque sorprendidos, se quedaron en casa de Brian Epstein.

Tras la comida, Peter Brown habló con Brian Epstein por teléfono el 26 de agosto:

Llamó a última hora de la tarde y parecía mareado. Se disculpó por no volver y habernos dejado preocupados.
Lo insté a volver al campo, pero no hubo manera de que pudiera conducir de vuelta porque sonaba bastante mal, y yo le sugerí que volviese en tren. Era poco probable que lo hiciera, pero era lo único que podía pensar en ese momento.”

El mayordomo español de Brian Epstein, Antonio, y su esposa María, vieron a su jefe cuando regresó la noche del viernes, pero no supieron nada de él el sábado y se preocuparon. No fueron capaces de ponerse en contacto con Brown y Ellis, pero Antonio habló con Joanne Newfield. Ella le pidió que no se preocupase, pero decidió a Chapel Street para comprobar que estuviese bien.

Puesto que era domingo, no había nadie y fue un viaje muy rápido a través de la ciudad. Llegué a Chapel Street, encontré a Antonio y fui hasta la puerta de Brian y llamé a ella. Había dos puertas que llevaban a un vestidor y luego había una puerta que conducía a un dormitorio, así que había un poco de una distancia entre el pasillo y la habitación de Brian.
Llamé a la puerta y dije en voz alta su nombre. Llamé, y dije ¿Estás ahí?’ Y luego me fui a mi habitación y lo intenté por el intercomunicador, y no hubo respuesta …

Yo no quería estar allí sola. Antonio y María no hablaban muy bien Inglés y eran muy tímidos. Necesitaba a alguien cerca que me apoyase. Así que llamé a Peter y le dije que el Dr. Cowan no estaba allí y Peter sugirió que llamara a su médico, John Galway. Él estaba allí, así que le dije que estaba preocupado por Brian y le pregunté si podía venir a la casa. Que lo haría. Y, mientras tanto, también llamado algunas otras personas, pero no pude encontrarlos. Entonces me encontré con Alistair [Taylor] y le pidió que fuera a la casa.

John Galway llegó y fue a la habitación de Brian. Antonio y Galway rompieron las puertas más abajo.

Al entrar las cortinas estaban corridas y John Galway estaba directamente delante de mí. Yo sólo podía ver parte de Brian en la cama y yo estaba totalmente aturdida. Sabía que algo muy malo había sucedido. Entonces creo que John Galway me dijo, ‘Espere fuera.”, y eso hice. Unos minutos más tarde John Galway salió. Nunca he visto a un médico tan blanco. Todos estábamos blancos y sabíamos que Brian había muerto.”

Más tarde, Allister Taylor explicaba que

Mientras tanto, Brown estaba esperando en el teléfono. Galway le informó de que Epstein había muerto, y Brown llamó a David Jacobs, abogado y amigo de Epstein que vivía en Brighton. Él y Ellis luego fue a Londres.

El asistente personal de Epstein, Alistair Taylor llegó a la casa. Los que encontraron el cuerpo de Epstein estaban todavía en estado de shock, y se fue al estudio para beberse una copa de brandy. Tardaron en llamar a la policía, ya que querían asegurarse primero de que no había sustancias ilegales en la casa.

Despues de muy pocos minutos, literalmente, de que la policía lo supiera, llamaron a la puerta y era un periodista que sabía. Él sólo me miró y dijo: “¿Qué haces aquí?” “He oído que Brian está enfermo.” Y dije: “No, está bien. Se ha ido fuera. Me acaba de llamar. Ya sabes cómo es, típico de Brian.” Entonces me preguntó si la puerta del garaje estaba cerrada porque el coche estaba allí y yo contesté, ‘¿Qué coche?’ Ahí me dí cuenta de que antes de que se filtrase, teníamos que encontrar a la madre de Brian.”

A Joanne Newfield le sorprendieron las reacciones de Geoffrey Ellis y Peter Brown, cuando llegaron a Chapel´s Street:

Peter y yo éramos buenos amigos, y realmente quería que volviese. Recuerdo que lo primero que les pregunté fue porqué Brian se había vuelto de Kingsley Hill. Ninguno de ellos respondió. Que sólo comenzó a subir las escaleras. Y recuerdo que pensé que parecía extraño y sabía que había algo malo.
Estaban distantes cuando esperaba que estuviesen desconsolados. Yo esperaba que Peter me daría un abrazo, pero no lo hizo. Me he preguntado muchas veces lo que sucedió en Kingsley Hill. Es sólo uno de las preguntas que tengo sobre la muerte de Brian.”

Una investigación dictaminó que la causa de la muerte fue accidental, resultante de ‘auto-sobredosis» de Carbitral, un medicamento para ayudar a dormir. Paul McCartney dijo después que

No creo que haya algo siniestro en su muerte. Había rumores de circunstancias muy siniestras, pero yo personalmente creo que fue la bebida-y-sobredosis de somníferos. Creo que lo que pasó fue que Brian se fue a su casa en el campo. Era un viernes por la noche, y no iba a haber amigos allí. Brian era homosexual y creo que iban a ver a jóvenes en la casa.

Brian se hundió porque nadie se había presentado – por lo que pensó: “Uf – es viernes por la noche! Tengo tiempo para volver a Londres si me apuro. Entonces puedo volver a los clubes.” Parece factible conociendo a Brian. Luego se fue de vuelta a Londres y fue a los clubes, pero todos estaban cerrados.
Se tomó para consolarse una o dos pastillas antes de dormir, Brian siempre hacía eso, él era bastante de pastillas. Y entonces creo que se despertó en medio de la noche y pensó: Dios mío, no puedo dormir. No he tomado la pastilla’. Luego tomó algunas más y murió.
Creo que fue un accidente.”

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *