Los coches de Paul, John, George y Ringo

Foto:autopista.es

Foto:autopista.es

Todos conocemos a John, Paul, George y Ringo como la banda que revolucionó el mundo de la música en los años 60, y, por supuesto, todos hemos escuchado y seguimos escuchando sus increíbles canciones.

Pero, además de su amor a la música y la amistad que los unía, los Beatles también tenían en común su amor a los coches, por eso, cada uno de ellos tuvo una serie de coches que hoy son parte de su historia.

Así, John Lennon tuvo en su haber coches míticos, como el Mini Cooper Austin S de 1965, coche con el que se sacó el carné de conducir, en color negro y que dicen, fue robado y del que no existen fotos, salvo algún vídeo llegando a Abbey Road.

Un coche mítico, el más conocido, de John, fue el Rolls V Phantom, coche en el que fueron a recibir las medallas MBE y que luego pintaría con motivos psicodélicos.

El tercer coche que hay que mencionar de John es el Mercedes Benz 230SL Convertible, de 1965, que el Beatle compró en Londres. El coche era automático, ya que el músico no era un gran conductor, según cuentan quienes lo conocieron.

Pero John Lennon también se sintió en su juventud atraído por los autos deportivos italianos, y, tras sacarse el carné, se compró un Ferrari 330 GT 2+2 Coupé.

Paul McCartney también contó con un Mini, un Redford Cooper S, uno de los primeros que tenía y en el que tuvo un grave accidente. Otro de los coches que tenía Paul fue un Aston Martin DB6, un coche deportivo muy cotizado en la época, y del que se dice que estando en él compuso Hey Jude.

El tercer coche que causó sensación para Paul fue el Ford Anglia de 1955,  color Sierra Blue con 280 CV. Estaba modificado para el músico: contaba con un paragolpes trasero Armstrong Selectaride, radio Motorola y grabadora Phillips Auto-Mignon. El salpicadero y otros elementos del habitáculo iban decorado con notas musicales.

Paul también tuvo en su garaje un Lamborghini 400GT, de 1967, del que solo se fabricaron 273 unidades.

De los cuatro Beatles, el más apasionado por los coches fue el más joven del grupo, George, que compartió coches con los demás. Tuvo un mini, al igual que los otros tres miembros. El suyo originalmente era negro, pero lo pintó de rojo con motivos psicodélicos, coche que hoy en día mantiene su viuda.

A George le encantaban los deportivos, por lo que compartió modelo con Paul al adquirir su Aston Martin DB5, conocido por ser el coche emblema de James Bond, en color blanco. También tuvo un Ford Anglia 105E de 1955, al igual que Paul.

Pero la velocidad le encantaba a George, y amaba los coches de carreras y la F1, lo que le llevó a comprar un Rocket Light Car y un McLaren F1, el coche número 25 de los 100 que se pusieron a la venta, en color púrpura perla, y, aunque no lo compró, también tuvo la oportunidad de pilotar un Lotus F1.

Ringo prefería los coches norteamericanos. También tuvo un Mini Radford de Valle como el de Paul, pero preferia los coches americanos. Este coche fue especialmente diseñado para él. Posteriormente se compró un Mercedes 190E, y también tuvo Ford Mustang 289 de 1968 o un Chevrolet Bel Air de 1956

 

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *