#Live: The Beatles en Atlanta Fulton Stadium

Captura de pantalla 2015-04-25 a las 17.00.23El 18 de agosto de 1965, los Beatles tocaron por primera y única vez en el Fulton Atlanta Stadium.

Por supuesto, la carrera de los Beatles está llena de “primeras veces”, pero ¿quién iba a pensar que Los Beatles tocaron en el estadio casi nueve meses antes de que los Braves de Atlanta jugasen allí? Los Bravos de Milwaukee tenían previsto mudarse a Atlanta en el 65, pero disputas legales hizo que se quedasen en Wisconsin un año más.

Esa noche de verano reunió a 34.000 fans en un concierto que duró algo más de media hora y en la que tocaron 12 canciones. Las entradas costaban la friolera de 4,50 dólares para los asientos de niveles superiores, un precio bastante alto para la época, y, las más caras, 5.50 dólares, a pie de campo. Los aficionados habían comenzado a llegar al estadio desde las 4.30 am en la mañana de la feria. La WBBQ, de Atlanta, fletó un “Beatle Bus” para el concierto.

Captura de pantalla 2015-04-25 a las 17.02.47

La única visita de los Beatles a Atlanta duró alrededor de 10 horas, pero fue notable por una razón fundamental: los altavoces en el escenario les permitieron escucharse tocar – una rareza en el torbellino de la Beatlemanía.

El griterío era tan fuerte que apenas se podía escuchar a los Beatles y su música.

El grupo aterrizó en el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta a las 14:00  en un avión fletado desde Canadá. Aunque multitud de fans estaban en el aeropuerto para darles la bienvenida, el avión aterrizó en un lugar poco visible, para que pudieran salir sin problemas.

Los Beatles fueron al estadio de béisbol, donde un vestuario había sido designado como el vestuario y la sede. Algunas mesas y sillas se habían colocado, y también camas portátiles.

Las empresas de catering contratadas ofrecieron hacer las hamburguesas de los Beatles. El grupo quedó tan impresionado con la calidad de la comida que se firmaron los platos de porcelana para los servicios de restauración.

El 18 de agosto fue un día caluroso, y como no había aire acondicionado en el estadio, Paul McCartney pidió un gran ventilador para el área de backstage, aunque los cambios fueron mínimos.

Una conferencia de prensa se llevó a cabo en el estadio a las 17:00, a la que asistieron alrededor de 150 periodistas, la que transcribimos a continuación:

Periodista: Quiero preguntarle cuáles son sus ambiciones incumplidas.

Paul McCartney: “Er, no tengo ninguna.

Ringo y George: Yo tampoco

John: Yo tampoco.

Periodista: ¿Están los Beatles disfrutando de su gira aquí en Estados Unidos?

John: Mucho, gracias. Hola, hola.

George: Sí, es genial.

Ringo Starr: Lo estamos pasando genial.

Periodista: ¿Ringo será padre muy pronto?, y si es así, ¿cómo llamará a su hijo?

Ringo: Voy a ser padre muy pronto, y yo no he elegido nombre todavía.

Periodista: ¿Cómo es que usted no estáis haciendo conciertos en ciudades más al sur en su gira?

John: No lo sabemos, ya sabes. No depende de nosotros donde vamos. Nos subimos en las furgonetas.

Paul: Filosófico.

Periodista: George es el único soltero del grupo.

George: ¿Qué pasa con Paul? ¿No habéis oído hablar de él? Permítanme presentarles.

Paul: Hola – ¡él se burla de mí!

Periodista: ¿Puedo continuar? ¿Cuáles son tus planes de matrimonio?

George: Bueno esa pregunta, ya sabes, es estúpido para empezar porque Paul tampoco está casado, ¿verdad? Así que si quieres hacer la pregunta otra vez y preguntar también a Paul.

Paul: Sí, hablamos al mismo tiempo.

Periodista: ¿Cuáles son vuestros planes de matrimonio?

George: Yo no tengo.

Periodista: Paul, ¿y tú y Jane Asher? ¿Cuál es la historia?

Paul: ¿Qué pasa con nosotros?

Ringo: Vamos, cuéntales.

Paul: Bueno, no he dicho nada a nadie. Pero la gente sigue escribiendo sobre ello. Así, erm, ya sabes, me lo estoy poniendo creyendo. Es idiota, ya sabes. Nunca he dicho una palabra al respecto, de todos modos.

Periodista: ¿Tenéis conocidos en Atlanta?

John: Todavía no.

Ringo Starr: No.

Periodista: Me gustaría preguntar a George Harrison: muchachos, ustedes parecen haber creado una nueva tendencia completa en la música, en la ropa, y en los peinados. Cuando lo pensáis, ¿estáis orgullosos de ello?

George Harrison: Sí.

Seis puestos de primeros auxilios estuvieron muy ocupados durante toda la noche en el estadio porque las chicas caían como moscas, desvaneciéndose por el calor y la muchedumbre. Tras varios teloneros entre las que estaban la artista Motown Brenda Holloway, y el alcalde de Atlanta, Ivan Allen presentó The Beatles mientras la multitud rugía. A las 9:37 de la noche, los Beatles comenzaron el concierto con Twist and Shout.

Otras canciones que tocaron esa noche fueron las que tocaron en la gira por Estados Unidos ’65, que había comenzado tres días antes frente a 55.000 aficionados en el Shea Stadium de Nueva York. I Feel Fine, Ticket to Ride, Can´t buy me love, y la canción que da título a su segunda película, Help!, hicieron vibrar a la multitud.

Aunque John y Paul acaparaban la mayoría de la parte vocal, Ringo Starr cogió el micrófono en I Wanna Be Your Man, mientras que George transportaba a la época del Rockabilly con el tema de Carl Perkins Everybody´s tryin to be my babe.

Sorprendentemente, The Atlanta Journal-Constitution no se sorprendió con la actuación de los Beatles. En la edición del día siguiente, el periódico señaló que “escuchar un concierto de los Beatles es el más sorprendente y entretenido dolor de cabeza que una persona puede tener.”

Los Beatles dejaron Atlanta esa noche para llegar a Houston al día siguiente para sus conciertos de tarde y noche. La banda pronto se cansó de las giras y un año más tarde hizo su último concierto en San Francisco.

Related Post

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *