El Rolls-Royce de John Lennon

El Rolls-Royce de John Lennon

Foto: theregister.co.uk

“Siempre quise ser un millonario excéntrico.” Esas fueron las primeras palabras John Lennon en su primera biografía oficial de los Beatles. Y por esto se dedicó a comprar todo aquello que pensaba que debía tener un millonario.

El 3 de junio de 1965 John Lennon recibió un nuevo modelo de Rolls-Royce. El modelo Phantom V llevaba carrocería de limusina y acabado en negro Valentín. La matrícula del coche era FJB111C.

Siendo un mal conductor, John rara vez condujo el coche, por lo que prefería contratar a un chófer. Tuvo dos chóferes diferentes durante sus años Beatle, Bill Corbett y Les Anthony.

John y sus compañeros fueron en el Rolls-Royce al estreno de su segunda película, Help!, en julio de 1965. El 26 de octubre de 1965, John y sus tres compañeros fueron llevados en el coche al Palacio de Buckingham para recibir sus medallas MBE.

En 1966, John convirtió el asiento trasero del Rolls-Royce en una cama doble. Más tarde instaló un televisor Sony, una nevera portátil y teléfono, además de una grabadora “flotante” con los ajustes perfectos para que pudiera ser utilizada sin que le afectaran las paradas y golpes durante la conducción. John tintó las ventanas, siendo la primera persona en Inglaterra para tener esta característica en su coche.

En septiembre del 66, cuando John rodó en España para rodar How I won the war, se llevó el Rolls-Royce con él. “Estábamos en Almería, que era muy arenosa, y los niños de la localidad escribían ‘el Beatle’ en el coche”, recuerda Les Anthony.

A principios de 1967, Ringo Starr sugirió a John pintar el coche siguiendo la moda de la psicodelia. “Estábamos pasando el día en el parque de atracciones y ellos miraban los adornos de feria y caravanas gitanas. Ringo dijo por qué no pintar el Rolls-Royce igual. A John le encantó la idea. Lo pintó todo de amarillo primero, y luego a mano le pintaron con flores azules y rojas brillantes y diseños psicodélicos. La primera vez que lo conduje, me siguieron hordas de fotógrafos”.

John contó más tarde en una entrevista que una mujer fue corriendo hacia él atacándole con su paraguas cuando vio su coche, gritando, “¡Cerdo! ¿Cómo te atreves a hacer eso a un Rolls-Royce?”

Pintó el coche un artista holandés que se llamaba a sí mismo “El Loco” al que John había contratado antes para pintar una caravana gitana guardaba en los terrenos de su casa. El precio fue de 4200 dólares.

El 25 de noviembre de 1969, John decidió devolver su medalla MBE. “Yo conduje (el Rolls-Royce) al Palacio de Buckingham en 1969″, dijo Les, “a devolver su MBE (medalla). Bueno, en realidad no tenerlo en el Palacio de Buckingham. Tuve que llevarlo a la oficina de Lord Chamberlain”.

En 1970, después de que John se casara con Yoko Ono, la pareja se mudó a Estados Unidos y allí enviaron el coche. John prestó el coche a varias estrellas de rock, entre ellos los Rolling Stones, los Moody Blues y Bob Dylan..

En 1977, cuando John y Yoko estaban teniendo algunos problemas con el pago de impuestos, entregaron el coche al Museo Cooper-Hewitt, del Smithsonian Institute, para saldar su deuda de 250,000.00 dólares.

 

Related Post

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *