El bajo de Paul: Höfner 500/1 (1961)

En 1961, Paul McCartney compró un bajo violín especialmente hecho para zurdos, el Höfner 500/1 Violin en Steinway and Sons, en Hamburgo. En un par de años, el hecho de que lo tocase Paul ayudaría a hacer de Höfner una marca reconocida en todo el mundo. A medida que The Beatles ganaban más notoriedad en todo el mundo, este bajo se convirtió en un icono llamado el “Bajo Beatle”

Höfner es una empresa fundada en 1887 por el luthier Karl Höfner en Schönbach, que es muy conocida como el centro de la fábrica de instrumentos de cuerda en Europa en esa época. Höfner pronto se convirtió en la empresa más importante de todo el país. Sus hijos, Josef y Walter, se unieron a la empresa a principios de los años 20, y la compañía se expandió a otros mercados muy pronto. Después de la Segunda Guerra Mundial sufrió un revés, sobre todo cuando Schönbach se anexionó a Checoslovaquia, motivo por el que Höfner se trasladó a Alemania Occidental, a Bubenreuth, en 1950.

En los años 50 y 60 Höfner fue distribuído por Selmer de Londres, haciéndolos mucho más accesibles para los músicos jóvenes en vez de tener que comprar las caras y difíciles de encontrar guitarras estadounidenses.

El bajo de Paul McCartney tenía varias características típicas de Höfner en 1961, como por ejemplo, los afinadores individuales Rugby Ball, tapa sólida, tapa de atrás de una sola pieza, ausencia de logo en el cuerpo o logo en el cabezal del bajo.

Mezclaban características porque, como muchas marcas de los 50 y 60, Höfner no tenía especificaciones estandarizadas o números de serie para sus modelos. El cuerpo, el cuello y las partes a menudo se prefabricaban en lotes y luego se ensamblaban cuando se necesitaban. Ya que los diseños cambiaban contínuamente, se producían piezas nuevas que encajaban con las antiguas, por lo que una Höfner tenía una gran cantidad de posibilidades a la hora de fabricarse.

Muy rápidamente tras comprarlo, Paul hizo de su Höfner de 1961 su instrumento principal y lo usaría posteriormente en muchas de las grabaciones de The Beatles, películas, programas de televisión y conciertos. El bajo se usó muchísimo de 1961 a 1963, y se tocó absolutamente todos los días durante esa época. Es un claro ejemplo de la calidad del instrumento.

 

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *