#canciones: Eleanor Rigby

1  2

Eleanor-Rigby

Compuesta por: Lennon-McCartney
Grabación: 28, 29 abril, 6 junio 1966
Productor: George Martin
Ingeniero sonido: Geoff Emerick

Lanzamiento: 5 de agosto 1966 (Reino Unido), 8 agosto de 1966 (US)

Disco: Revolver

Paul McCartney: voces

John Lennon: coros y armonías
George Harrison: coros y armonías
Tony Gilbert, Sidney Sax, John Sharpe, Jurgen Hess: violin
Stephen Shingles, John Underwood: viola
Derek Simpson, Norman Jones: cello

Eleanor Rigby, que apareció en el disco Revolver y en un single como cara a con Yellow Submarine, es, con razón, una de las composiciones atemporales de The Beatles.

John Lennon dijo en una conferencia de prensa en Chicago en 1966 que “no me gusta suponer que haría alguien como Jesús si estuviera vivo hoy. Pero si lo estuviera y fuera el verdadero Jesús, tendría el mismo punto de vista que antes- bueno, Eleanor Rigby no significaría mucho para él”

Paul McCartney tuvo la idea inicial para Eleanor Rigby en el estudio en el sótano de la casa de la familia de Jane Asher en Wimpole Street, en Londres. Y así se lo explicaba a Barry Miles: “la escribí al piano, simplemente tocando un acorde mi menor; dejándolo flotar como un fantasma y le puse una melodía, solo bailé sobre él. Tiene ritmos casi indios-asiáticos”

Al igual que antes con Yesterday, Paul no tenía la letra al principio, por lo que improvisó sonidos y palabras para rellenar los distintos versos. El músico Donovan escuchó una versión inicial en su piso de Londres.

La letra tomó forma en Wimpole Street. Produjo una ruptura en la mente de Paul respecto a casarse por la iglesia.

Mientras tocaba un acorde, me salieron algunas palabras: ‘Dazzie-de-da-zu picks up the rice in the church where a wedding has been…’ Esta idea de alguien recogiendo el arroz después de una bodas tomó una dirección distinta, hacia una dirección de “gente solitaria”
Paul McCartney
Durante un tiempo, Paul la llamó Miss Daisy Hawkings, pero la rechazó por su falta de realismo. Sacó el nombre Rigby de una tienda de Bristol: Rigby & Evens Ltd, Wine & Spirit Shippers. Vio el nombre durante una visita a Jane Asher, cuando actuaba en The Happiest Days Of Your Life en el Bristol Old Vic theatre. El nombre de Eleanor llegó tras Eleanor Bron, que hizo el papel femenino principal en Help!.
Pensé, lo juro, que me había inventado el nombre Eleanor Rigby. Recuerdo bastante bien tener el nombre Eleanor, y buscar un apellido creíble y luego preguntarme alrededor de los muelles de Bristol y ver la tienda allí. Pero parece que lo ví en el cementerio de Woolton, donde solía quedar mucho con John, en una tumba. Aparentemente, unas yardas más allá había alguien llamado McKenzie.

Paul McCartney

El cementerio de Woolton pertenece a St Peter´s Church en Liverpool. Aquí fue donde Paul y John se conocieron, antes de una actuación de The Quarrymen el 6 de julio de 1957.

La verdadera Eleanor Rigby nació en 1895 y vivió en Liverpool, donde se casó con un hombre llamado Thomas Woods. Murió el 10 de octubre de 1939 a los 44 años y fue enterrada con su abuelo John Rigby, su mujer Frances y su hija Doris. La tumba se ha convertido en una parada obligatoria para los fans de los Beatles en Liverpool.

Con el primer verso de Eleanor Rigby terminado, Paul cogió la canción y la llevó a casa de John en Weybridge. Allí, con los otros beatles y el amigo del colegio de John Pete Shotton, sugirió ideas para ayudar a que la canción tomase forma.

Ringo sugirió el renombrado Padre McKenzie estuviera “darning his socks in the night”. La parte de “Ah, look at all the lonely people” fue idea de George, y el verso final, donde Eleanor Rigby y el Padre McKenzie están unidos por la muerte, fue sugerido por Pete Shotton, y luego escrito por Paul.

Yo tenía escrito “padre McCartney” porque encajaba en sílabas, pero yo no quería, aunque a John le gustaba, así que abrimos la guía telefónica, fuimos a McCartney y miramos el apellido siguiente, y poco después apareció McKenzie. Pensé, “Oh, este está bien”. No estaba escribiendo sobre nadie. Un hombre apareció, que murió hace unos años, y dijo: “Soy el padre McKenzie”. Cualquiera que se llamara Padre McKenzie y tuviera cualquier contacto estrecho con los Beatles, naturalmente pensaría: “Bueno, hablé con Paul y él escribió sobre mi”; o podría haber hablado con Juan y pensar que John lo pensó. John quería quedarse con McCartney, pero le dije: ‘¡No, es mi padre! Padre McCartney.” Dijo: “Está bien, funciona bien”. Estuve de acuerdo en que funcionaba, pero no quería cantarlo, quería que fuera anónimo. John me ayudó con unas pocas palabras, pero el porcentaje fue 80-20 para mí, algo así.”

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *