Bob Dylan introduce a The Beatles al cannabis

Viernes 28 de agosto 1964

Esa fue la fecha en la que Bob Dylan les dio a probar el cannabis a The Beatles.

Los presentaron un amigo común, el escritor Al Aronowitz, en el hotel Delmonico en Nueva York. Cuando Dylan llegó a la suite de la banda pidió vino barato, Mal Evans fue a conseguirlo y mientras Dylan les propuso fumar cannabis.

Brian y the Beatles se miraron de forma aprensiva. “Nunca habíamos fumado marihuana antes” , admitió Brian. Dylan los miró con disgusto y les preguntó: “¿Y vuestra canción? La que habla de colocaros”.The Beatles estaban sorprendidos. “¿Qué canción?”, preguntó John. Dylan dijo: “Tú sabes… ” y cantó “and when I touch you I get high, I get high…”

John lo miró avergonzado y dijo: “No es la letra así. La letra es ‘I can’t hide, I can’t hide, I can’t hide…'”

The Love You Make
Peter Brown

 

Algunos de The Beatles ya habían probado el cannabis en 1960, pero no les había causado ninguna impresión.

Probamos la marihuana con un batería mayor de Liverpool. No la probamos hasta después de volver de Hamburgo.Recuerdo que fumé en una actuación en Southport y todos aprendimos a hacer el Twist esa noche, que era muy popular en la época. Lo estábamos intentando.”
George Harrison
Anthology

Después de cerrar bien la habitación, Dylan se hizo un porro y se lo pasó a John. Inmediatamente se lo dio a Ringo. No sabía que había que pasarlo, así que se lo terminó y Dylan y Aronowitz hicieron uno para cada uno.

Pasaron las siguientes horas riéndose con Bob Dylan, y con Brian diciendo: “estoy colocado”.

Paul McCartney, se sentía abrumado por sus sentimientos y diciendo que estaba pensando por primera vez. Le dijo a Mal Evans que cogiera un cuaderno y anotase cada cosa que le decía.

I remember asking Mal, our road manager, for what seemed like years and years, ‘Have you got a pencil?’ But of course everyone was so stoned they couldn’t produce a pencil, let alone a combination of pencil and paper.

I’d been going through this thing of levels, during the evening. And at each level I’d meet all these people again. ‘Hahaha! It’s you!’ And then I’d metamorphose on to another level. Anyway, Mal gave me this little slip of paper in the morning, and written on it was, ‘There are seven levels!’ Actually it wasn’t bad. Not bad for an amateur. And we pissed ourselves laughing. I mean, ‘What the fuck’s that? What the fuck are the seven levels?’ But looking back, it’s actually a pretty succinct comment; it ties in with a lot of major religions but I didn’t know that then.

Paul McCartney

Evans guardó los cuadernos hasta que murió en 1976, cuando se los confiscó la Policía de Los Angeles.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *